¿Cómo aprender inglés?

Aprender un idioma tan difícil y particular como el inglés requiere de mucho esfuerzo y de un método adecuado. Durante casi 10 años enseñando y reflexionando acerca del idioma, hemos conocido algunas estrategias útiles que compartimos a continuación.

 

Establecer metas

Como para todo lo que emprendas, es bueno proponerse metas a corto y largo plazo con el idioma. Ya sea por cuestiones laborales o académicas, de crecimiento personal o por placer, tener en claro tus objetivos te ayuda a seguir adelante y a mantenerte enfocado. En Good English vas a encontrar clases, cursos y servicios para distintas necesidades. Contanos cuáles son tus necesidades y te asesoramos de la mejor manera.

 

Practicar un poco cada día

Es mejor estudiar 10 a 20 minutos cada día que 2 o 3 horas una sola vez a la semana. La dedicación diaria permite retomar más rápido lo que se aprendió ayer que lo visto hace varios días. Además, ¿qué pensás que resulta mejor: aprender 10 palabras por día o una lista de 70 palabras de una vez? Lo que se aprende de a poco y de manera progresiva se retiene más en la memoria.

 

Progresar en la dificultad

El progreso en el idioma se logra cada vez que comprendés y respondés a mensajes que están en un nivel un poco más alto que el tuyo. Si lo que estás haciendo ahora te parece fácil o simple, no sigas con lo mismo y proponete desafíos mayores. Si no, corrés el riesgo de quedarte estancado.

Además, acostumbrarte a la dificultad tiene el beneficio extra de agudizar tu capacidad para comprender y resolver situaciones complejas.

 

Inmersión simulada

Una de las mejores maneras de aprender inglés es en una inmersión (exposición permanente al inglés) lingüística en una comunidad de habla inglesa. Pero si no contás con el tiempo o los recursos para viajar ahora, la siguiente alternativa es «simular» la inmersión.

Para lograrlo, exponete la mayor cantidad de tiempo posible al inglés. Por ejemplo, podés ver videos, series y películas; escuchar música y programas en inglés; leer libros, blogs y diarios; seguir cuentas en redes sociales de personas y actividades que te gusten; o cambiar el idioma de tu celular, la computadora y tus redes sociales. Todas son maneras de incrementar la exposición al idioma y lograr aprenderlo más rápidamente.

 

No buscar la perfección al principio

Que te sepas todas formas irregulares de los verbos en el pasado simple y cuál es el uso exacto de conjugaciones en los tiempos verbales es excelente para hablar o escribir con corrección, pero no garantiza que puedas comunicarte con fluidez.

¿Pensás que los nativos nunca cometen errores gramaticales? Lo importante al momento de hablar es relajarte y dejar fluir tus ideas. Toda la práctica en gramática y vocabulario que hayas hecho antes te ayudará a construir tu mensaje, pero en este momento concentrate en el contenido, no tanto en la forma.

Con esto no queremos decir que estamos en contra de la gramática —de hecho, es la estructura de la lengua y sin gramática nuestro lenguaje sería muy poco efectivo—, lo que queremos decirte es: buscá la perfección gramatical o de vocabulario para el momento de practicar específicamente ese conocimiento. Además, vas a entender y reflexionar la gramática mejor luego de haberla usado en varias situaciones y de haber cometido muchos errores.

 

Inscribirse a cursos especializados

Es cierto que con Internet y otros recursos podés aprender gratis o con una mínima inversión. De hecho, nosotros siempre alentamos el autoaprendizaje para acelerar la adquisición del idioma.

Sin embargo, un curso especializado y la guía de un profesor con experiencia te permiten asegurar tu aprendizaje en menos tiempo. Nuestro centro cuenta con una diversidad de cursos para adultos con necesidades laborales o académicas. Organizamos los objetivos, contenidos y evaluaciones de los cursos según niveles internacionales (como el MCER) y estamos siempre para responder tus consultas.

 

Elegir clases donde se priorice la comunicación

¿Quién no estuvo en una clase que empieza con: «abran el libro, hoy vamos a aprender el presente simple»? Un curso donde te den la posibilidad de aprovechar la mayor parte de la clase para practicar distintas situaciones y donde la prioridad sea captar la esencia del mensaje y dar una respuesta a cada situación en vez de aprender reglas fuera de contexto, te da la posibilidad de desarrollar tu capacidad de comunicarte. Más todavía si ese curso es en grupos reducidos y con los mismos objetivos.

Nuestras clases tienen un máximo de 10 alumnos y nuestro enfoque es comunicativo porque te alentamos a que te comuniques desde el primer momento en inglés. Además, damos prioridad a actividades y juegos de comunicación en clase para aproveches todo tu tiempo en Good English. Esto no quiere decir que no enseñamos gramática ni reflexionamos sobre el uso de la lengua. Paulatinamente y en el momento apropiado, analizamos los mensajes, la estructura y uso del lenguaje para mejorar nuestro inglés.

 

Relax!

Un idioma es más que estudiar y tratar de dominarlo. Es una puerta a distintas experiencias de vida: viajar, conocer o contactarse con amigos y familiares; mejorar las posibilidades laborales; complementar tus estudios o investigaciones; conocer culturas extranjeras; y entender tu propia cultura y realidad.

Alejandro Tolaba
Alejandro Tolaba
Profesor y Traductor en Good English

2 Comments

  1. Adriana dice:

    Me parece una visión excelente de enseñanza! Felicitaciones! !!

    • Alejandro Tolaba dice:

      ¡Muchas gracias, Adriana! Nuestra prioridad es hacer que el aprendizaje del idioma sea dinámico y efectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *